Como cambiar la rueda de tu coche siguiendo estos sencillos pasos

523 0

Buenos días Piknuamigus, en este artículo queremos contaros algo que, si bien esperamos que no tengáis que usar, os va a resultar muy útil y deberíais tenerlo en cuenta este verano.

¿Cuántos de vosotros sabéis cambiar una rueda?

Bien, pues desde Piknus vamos a contaros paso a paso como hacerlo, empezando por lo que necesitáis llevar siempre en vuestro maletero y continuando por la mecánica para una colocación perfecta.

Lo primero de todo recuerda antes de salir de viajes llevar en tu maletero:

  • Una rueda de repuesto.
  • Una llave de ruedas, bien en modo brazo o en modo cruz.
  • Si tu coche tiene tornillo de seguridad te habrán proporcionado el adaptador del mismo, generalmente se sitúa junto al “gato” elevador.
  • Un “gato” elevador.
  • Un par de cuñas que ayuden a que el coche no se mueva si queda en cuesta.
  • Un chaleco reflectante.
  • Los triángulos.

Además antes de salir de viaje no te olvides de medir el aceite, comprobar que tus ruedas están aptas para viajar (comprueba que tienen todas dibujo) y revisar las pastillas de freno.

Bien, después de este pequeño resumen vamos manos a la obra, imaginemos que estamos de vacaciones y para nuestra sorpresa nuestro coche tiene una rueda por los suelos. Lo primero es no perder la calma. Llama a tu seguro para que recoja tu coche y lo lleve al taller más cercano para que te puedan reparar la rueda. ¿Qué es tu último día de vacaciones, domingo y no puedes esperar? sigue los siguientes pasos:

  • Comprueba dónde está el pinchazo y asegurate de que no se trata de una pérdida de aire que puedas arreglar en la gasolinera más cercana.
  • Si has encontrado el pinchazo, o no lo has hecho pero la evidencia es clara, acomoda la zona para evitar posibles accidentes, posiciona las cuñas si estas en cuesta coloca la marcha correspondiente (la primera si es cuesta arriba y la marcha atrás si es cuesta abajo) para evitar el deslizamiento del vehículo y coloca toda la herramienta a mano.
  • Empieza quitando el embellecedor de la rueda afectada (no todos los coches disponen de embellecedor, y no todos los embellecedores son iguales). Para ello junto al adaptador del tornillo de seguridad encontrarás un útil que te ayudará a quitar el embellecedor. Sin miedo, lo peor que te puede pasar es que lo rompas, pero no afecta para el cambio de la rueda.
  • Tornillos a la vista, empezamos a aflojar uno por uno. Una forma que puede ayudarte es, si dispones de una llave en cruz, la de hacer palanca con la llave enganchada al tornillo, con una mano tiras hacia arriba de la llave mientras que haces fuerza del otro lado hacia abajo con el pie. Para el tornillo de seguridad si lo hubiera, ejecuta el mismo proceso acoplando a tu llave el adaptador del tornillo.
  • Bien, ahora que todos los tornillos están aflojados, vamos a colocar el “gato” de manera que si miras los bajos de tu coche, en la parte interior cercana a la rueda verás que el bajo hace una pequeña forma como de U, pues ahí es donde tienes que colocar la placa del gato para que tu coche no sufra daño al elevarlo, si no estás seguro puedes guiarte por un triángulo hacia abajo en semirelieve que encontrarás situados en la parte exterior del bajo. Una vez colocado empieza a elevar el coche dándole vueltas a la manivela.
  • Con la rueda en el aire, retira los tornillos y tira de la rueda hacia a ti para sacarla, en caso de que la rueda no salga con facilidad (a veces pasa por el tiempo que lleva puesta) da un golpe en la goma en la parte alta de la rueda, no tiene mayor complicación como podrás comprobar.
  • Ahora vamos a colocar la rueda de repuesto, para ello coloca y empuja de ella hacia dentro, los agujeros de los tornillos deben de coincidir de manera que puedes introducir un destornillador en uno de los huecos para hacerlos coincidir y poner el primer tornillo así todos los demás quedaran encajados. Es fácil, con un poco de maña la colocas en un abrir y cerrar de ojos.
  • Coloca los tornillos en su sitio y aprietalos uno a uno hasta que la rueda comience a girar.
  • Baja el coche al suelo y retira el gato con cuidado.
  • Ahora aprieta los tornillos fuertemente con la rueda en el suelo. Puedes usar el mismo truco que dimos para aflojarlos.
  • Bien, una vez apretados recoge todo y sigue tu camino, eso sí recuerda que se trata de una rueda de uso temporal y que si no quieres que se reviente en circulación no podrás superar los 80km/hora. Así que ve a arreglar tu rueda lo antes posible.

 

Esperamos que os guste este Piknus Consejo y que si tenéis que ponerlo en práctica os sirva de ayuda.

Hasta el próximo Piknus Consejo.

 

– Equipo Piknus –

Jennyfer Alonso y Lourdes Fraile

Deja un comentario