Los seguros de autos y modalidades

378 0

Todos los conductores sabemos la existencia del seguro de automoviles y como funciona, pero sabes qué coberturas puedes contratar y como te cubre cada una de ellas.Desde Piknus queremos hablarte un poco más sobre las coberturas que puedes contratar para tu auto. Para ello vamos a explicarte las 3 modalidades que puedes contratar:

  • “A terceros”, este seguro podría resumirse en Responsabilidad Civil, ya que actúa frente a daños ocasionados a terceros pero no nos protege a nosotros mismos sobre los daños personales o materiales que podemos causarnos. Tenemos que enfatizar en esta parte que, aunque si bien no nos cubre de los daños causados a nosotros mismos, a los ocupantes de nuestros vehículos en caso de accidente si los deja cubiertos, ya que la responsabilidad civil frente  a terceros que ocupa esta modalidad, se refiere a cualquier persona que no sea el conductor y no solo a las personas no ocupantes del vehículo.

 

  • “A terceros ampliado”, esta modalidad es más completa si lo que quieres es una responsabilidad hacia terceros y una cobertura que te proteja de los daños ocasionados por terceros o por actos de la naturaleza. Es algo más cara que la modalidad de “a terceros” pero te asegura que si una china salta en la carretera y te raja la luna, el seguro se haga cargo del cambio. Si te roban, el seguro se encarga de la reposición de los artículos robados y de los desperfectos ocasionados (como siempre tienes que demostrar la existencia de los objetos robados además de interponer la denuncia que proceda en las autoridades policiales). Otra cobertura que encontramos en esta modalidad es la de incendio, quedan el vehículo protegido de este tipo de riesgos. También puedes contratar otras coberturas adicionales al hacer de tu terceros un terceros ampliado, como por ejemplo la colisión contra animales de la que ya hemos hablado en otra ocasión, la limpieza del vehículo, recuperación de puntos o vehículo de sustitución en caso de accidente.

 

  • “A todo riesgo”, esta modalidad lo tiene todo, y no es para menos ya que es la de precio más elevado pudiendo variar este en función de la franquicia elegida. Los riesgo que cubre esta modalidad van desde la responsabilidad civil frente a terceros hasta los daños ocasionados por ti mismo hacia ti o tu vehículo. Puedes asegurar el vehículo como tal y todos sus accesorios de manera que no solo te cubre en caso de accidente, sino que también por avería de los accesorios, como puede ser fallo en el navegador, o rotura de la cámara trasera si estos están fuera de la garantía. Normalmente se recomienda esta cobertura para vehículos de menos de 6 años de antigüedad ya que después se estaría dando una valor superior al real a dicho vehículo. La modalidad “a todo riesgo” hará de tu vehículo un vehículo nuevo siempre, ya que lo protegerá de cualquier cosa que le pueda pasar, pero como es una modalidad tan protectora esta va condicionada a un pago denominado “franquicia” por cada cobertura adicional no contratada individualmente de manera que dependiendo de la franquicia pagarás más o menos por tu seguro a todo riesgo. Pero, ¿qué es la franquicia? La franquicia es el pago que el tomador se compromete a pagar por cada golpe, o desperfecto que desee arreglar, de manera que si contratamos una franquicia de 300€ y tenemos un golpe que nos produce un abollón que lleva unos 200€ el arreglo, este pago correrá por cuenta del tomador del seguro, sin embargo, si el golpe ocasiona un desperfecto de 1.000€ el tomador solo pagaría los 300€ primeros corriendo a cargo de la aseguradora el resto del importe a pagar. Hay algunas coberturas como la colisión contra animales que se puede contratar dentro de esta modalidad de manera que en caso de que un animal se atraviese en la carretera y provoque un accidente el vehículo sea reparado a cargo del seguro sin ningún tipo de franquicia, afectando esta al resto de riesgos a los que un vehículo está expuesto. En conclusión con un todo riesgo tienes las garantías de un terceros ampliado y además un sin fin de coberturas más que van bajo un pago que denominamos “franquicia”.

Visto esto esperamos poder haberte ayudado para que a la hora de elegir un seguro puedas valorar todas las opciones para elegir la que mejor se adapte a tus necesidades.

Y ya sabes que para cualquier duda estamos a tu disposición.

Deja un comentario