Vacaciones en el pueblo

733 0

Vacaciones en el pueblo

En el artículo de hoy vamos a hablar sobre los pueblos. Pero no sobre todos los pueblos, sino sobre “el pueblo”. El pueblo de cada uno y el bienestar que supone pasar tiempo libre en él.

 

El pueblo es para muchos un lugar de descanso, recuperación y desconexión. Visto de otro modo, es ese lugar donde uno se encuentra consigo mismo.

Los beneficios que tiene pasar tiempo en el pueblo van desde el contacto con la naturaleza hasta la tranquilidad propia y de los tuyos.

 

Uno, en el pueblo, se olvida del estrés y la preocupación que el día a día nos invade permitiéndonos ser un poquito más felices.

 

Al pueblo se va a descansar, pasear, salir sin prisa, estar con la familia o aquellos a los que así les consideramos y desconectar de la ciudad.

Vacaciones en el pueblo
Vacaciones en el pueblo

Desde Piknus os contamos los beneficios más notorios de ir al pueblo para niños y mayores así como casos saludables que te puedes encontrar:

Las personas adultas, cuando van al pueblo son capaces de:

  • Desconectar.
  • Sacar un rato para socializar.
  • Pasar más tiempo en familiar.
  • Pensar menos en problemas y trabajos.
  • Distraerse con hobbies.
  • Descansar de verdad.

Se sabe de recomendaciones médicas a personas que sufren de estrés y/o depresión de pasar un tiempo en el pueblo ya que esto ayuda a la recuperación de la salud por los beneficios mencionados anteriormente.

Los más pequeños son quienes más beneficios se llevan:

  • Aprenden a jugar en la calle.
  • No sienten tanta dependencia por las videoconsolas.
  • Socializan con nuevos y viejos amigos.
  • Aprenden de la naturaleza.
  • Hacen actividades físicas.
  • Disfrutan y se divierten “como niños”.
  • Ríen más.
  • Se sienten más protegidos.

Se dan casos de niños con problemas capaz de reducirlos en entornos cálidos y hogareños como son los pueblos.

Niños que tienen problemas alimenticios empiezan a tener apetito. Otros con autismo son capaces de socializar. Hay algunos que son más agresivos aprendiendo a convivir en un grupo de amigos y a controlar dicha agresividad. Aunque hay que decir que esto no siempre es así, pues depende del niño y el entorno en el que se ha criado.

 

Además, en el pueblo siempre hay algo que hacer, tanto para niños como para mayores.

Las casas de los pueblos suelen ser casas viejas o poco utilizadas de manera que el día que vas es más que probable que encuentres algo que arreglar y poder sacar así tu lado más “manitas”, pero no a todo el mundo se le da bien, de manera que seas del tipo de persona que seas no dudes en consultar el seguro de la casa aquí.

 

Y porqué no, si eres de los que vive a más de 100 km de su pueblo puedes hacer de la visita una excursión en coche de lo más apetecible, porque no se que tenemos los conductores que no hay cosa que más nos relaje que conducir sin prisa. Eso sí, no olvides de estar cubierto con un buen servicio de asistencia en carretera en tu póliza de autos ya que nunca sabes donde vas a pinchar (ve a nuestro artículo de como cambiar una rueda) o te vas a quedar tirado. Seguros de autos.

 

Esperamos que os haya gustado el artículo, y no olvidéis que como correduría que somos podemos ayudarte con cualquier tipo de seguro, tanto los que necesitas en el pueblo como los que necesitas en el día a día, infórmate aquí.

 

– Equipo Piknus –

Jennyfer Alonso y Lourdes Fraile

Deja un comentario