Compras por Internet

404 0

Todos, siempre, hemos sido consumidores natos.

Todos tenemos el deseo de tener y poseer cosas. El consumismo es algo que aprendemos desde pequeños; en casa, en el colegio, en el parque… siempre encontramos algo que queremos y por lo que estaríamos dispuestos a pagar. Por eso desde Piknus, hoy, queremos hablar sobre las compras por internet y el pago seguro.

En la red, encontramos multitud de plataformas a través de las cuales podemos comprar, son plataformas que nos muestran las mejores ventajas del producto y/o servicio que deseamos adquirir. Y no solo eso, son plataformas que nos hacen desear cosas que hasta entonces no sabíamos que queríamos.

Encontramos plataformas como Amazon, Aliexpress, Ebay, GearBest… La mayoría de estas plataformas hacen de intermediarias entre proveedores y clientes finales.

Hay multitud de empresas que venden sus productos por internet, pero al no ser conocidas y para poder llegar a un gran abanico de clientes venden sus mismos productos a través de plataformas como las nombradas anteriormente.

El problema se encuentra para los clientes en el momento de finalizar la compra, es decir, cuando el cliente ya ha visto el catálogo se ha decidido, ha añadido un producto a su cesta y va a finalizar el pedido se le pide a este que elija un método de pago. Es en ese momento cuando muchos clientes cancelan el pedido al no encontrar un método de pago que consideren “seguro”.

Muchas personas a día de hoy siguen siendo reacias al pago por internet prefiriendo la opción de contrarembolso, el problema es que cada vez son menos las empresas que permiten este tipo de pago siendo el pago preferido el de tarjeta bancaria y el pago por PayPal.

Dar tu tarjeta bancaria puede ser un decisión muy difícil, estás suelen estar asociadas a nuestra cuenta, donde tenemos todo nuestros ahorros y… reconozcámoslo, todo deberíamos tener miedo a dar estos datos por si nos “limpiaran” la cuenta. En cuanto a PayPal surge la misma incertidumbre, tienes que darte de alta asociando bien una tarjeta o una cuenta bancaria.

 

Desde Piknus queremos darte unos consejos para que tus compras sean más seguras y pierdas un poco el miedo a dar ciertos datos por Internet.

Lo primero de lo que vamos a hablar es sobre el método de pago:

  • La tarjeta de crédito: no es recomendable dar este dato en Internet ya que muchas veces no sabes en qué página puedes acabar comprando, si es verdad que las páginas más conocidas como amazon se curan en salud y tienen un pago seguro siendo mediadores del mismo; pero hay muchas otras páginas que desconocemos y pueden no darnos tanta confianza, de manera que lo mejor es tener una tarjeta prepago.
    Tarjeta prepago o tarjeta monedero: estas son diferentes, para obtener tu tarjeta prepago o monedero tienes diferentes opciones según tu banco y la opción elegida.
    En ocasiones la tarjeta es física mientras que otras veces se trata de una tarjeta virtual. El funcionamiento es simple, con la tarjeta prepago y la tarjeta monedero  cuentas con el mismo numero de dígitos que con una normal, tienes tu código “CVV” correspondiente y tu fecha de caducidad. ¡Tienes todos los datos para introducir como una tarjeta de crédito o débito! Ahora solo queda cargar la nueva tarjeta con saldo, para ello habla con tu banco, ellos te darán las indicaciones. Las tarjetas monedero suelen recargarse en la oficina, tu entregas la cantidad deseada a la entidad y estás te la traspasan a la tarjeta, las otras en cambio suelen derivar a la web de la entidad de manera que a través de tus claves bancarias de Internet, accedes a tu cuenta y haces una recarga al número de tu tarjeta prepago la cual está registrada en tu cuenta.
    Esta es una manera de dar un numero de cuenta con que realizar los pagos sin que esta vaya enlazada directamente a tu cuenta, de manera que si no hay dinero en la tarjeta no se te puede cobrar. OJO, si utilizas este método recuerda recargar cada vez que realices una compra o tus pedidos nunca llegarán.
  • PayPal: método fiable. Es una plataforma de pago que protege al consumidor. Si realizas un pedido te pide confirmación sobre la cantidad a pagar y solo si aceptas la que te muestra PayPal (que es la real) se te cobrará dicho importe. Además tiene una protección al consumidor de manera que si el artículo pedido no llega o no coincide con el descrito se te devuelve el dinero, tomando después las medidas oportunas para con el proveedor. PayPal es conocido como método de pago seguro desde su aparición. Una forma que tenemos como usuario de saber si una página es segura con sus pedidos es el pago mediante PayPal, si acepta este método sabes que en caso de problemática o no recibir el artículo estás protegido de manera que al proveedor no le conviene usar este método si piensa usarlo para algún tipo de “estafa”, además PayPal se cubre las espaldas pidiendo ciertos requisitos a sus clientes empresa además de cobrarles una comisión por cada artículo vendido mediante la seguridad PayPal

Ahora hablaremos sobre la confianza de las páginas:

  • Como ya hemos dicho, un método para saber si la página donde quieres comprar es fiable es saber si entre sus métodos de pago se encuentra PayPal, pero hay más formas que deberías tener en cuenta
  • Pide o comprueba a través de foros información sobre la página. Cuando la gente tiene malas experiencias de compra tiende a contarlas en Internet, al contrario de cuando la experiencia es buena. Si una página es poco fiable o tiene mala reputación no te será difícil averiguarlo.
  • Si compras a través de una página que vende artículos de terceros y de la cual no habías oído hablar, o por el motivo que sea no te genera confianza, comprueba si puedes realizar la compra directamente a través del proveedor.
  • Si no encuentras información suficiente, la página no acepta PayPal y no estás seguro de la fiabilidad del proveedor NO LO COMPRES. Seguro que lo encuentras en otro sitio. Y de no ser así siempre puedes usar tu tarjeta prepago o monedero valorando la posible pérdida en caso de que el artículo no llegue. Y recuerda guardar todo tipo de correos de confirmación de compra así como la Url de la página por si finalmente fuera un fraude puedas denunciarlo en la comisaría más cercana.

Hasta aquí nuestro artículo de hoy.

Esperamos que os haya gustado y os haya servido de ayuda. Y recuerda:

Si lo que quieres contratar por Internet es un seguro puedes contactar con nosotros a través de nuestra web PIKNUS. No usamos PayPal pero te llamamos personalmente para demostrarte que somos una correduría fiable.

– Equipo Piknus –

Jennyfer Alonso y Lourdes Fraile

Deja un comentario