Lo que puedes encontrarte el primer día de gimnasio

493 0

MEN SANA IN CORPORE SANO

Todos, absolutamente todos, hemos dicho alguna vez la mítica frase de

 

me voy a apuntar al Gimnasio”.

 

Y partiendo de aquí podemos clasificar a las personas en grupos.

Están los que lo dicen pero no lo piensan. Están los que van un mes y no vuelven (aquí tenemos a los que pagaron el año, y a los que eligieron la cuota mensual porque ya sabían que era todo un paripé); y luego están los que se enganchan o se engancharon en su día (y de aquí otras dos ramas, el que va para hacer deporte y el posturitas que solo quiere hacerse notar y subir un par de selfies a sus redes sociales). Y, oye, estos últimos pueden faltar a trabajar, a una comida familiar o incluso a una boda, pero ¿al Gimnasio? No por dios, que pierden la rutina y luego ya les cuesta más.

Ahora que hemos clasificado aquello que nos podemos encontrar en un gimnasio vamos a hablar un poquito de cada uno, e incluso intentaremos convencerte de que es algo bueno (si es que las agujetas nos lo permiten), y de que si no estás enganchado deberías de hacerlo ya que es el lado correcto.

Primer perfil:

El novato lleva toda su vida diciendo que se va a apuntar pero siempre lo deja para otro momento, pero todo llega en esta vida. Un día, bien por su pareja, un amigo o un hermano, le hacen “el lio” y cuando se quiere dar cuenta está pensando cómo ha llegado hasta allí mientras jadea entre zancada y zancada en la cinta. Y esto señores, es como la opera, como decía Richard Gere en Pretty Woman “la reacción de la gente la primera vez que va a una ópera es muy espectacular, o les encanta o les horroriza. Si les encanta será para siempre, sino… pueden aprender a apreciarla pero jamás les llegará al corazón”. Y eso pasa, que la primera vez que vas al gimnasio te clasificas entre el que volverá, el que abandonará y el que lo intentará pero con pocas ganas.

Segundo perfil:

El adicto no hay nada más importante que ir al gimnasio, faltar se convierte en una pesadilla. Se han enganchado como un fumador al tabaco o un alcohólico a la bebida. El día que surgen planes familiares y se ve obligado a asistir no se concentra y se vuelve incapaz de disfrutar del momento porque, su cuerpo está donde tiene que estar, pero su mente está en el gimnasio.

Tercer perfil:

El posturetahablamos de esa persona que se pasa el día en el gym, y lo sabes. Lo sabes tú y todo Instagram. Porque la finalidad de pasar horas entre esas maquinas no es la de tener un buen cuerpo o mejorar la salud física. No. Ellos solo quieren hacer saber al mundo que van al gym, que están a la moda y gozan de buena salud (aunque a veces todo sea una vulgar mentira). Su finalidad es subir entre 2 y 5 historias diarias mostrando como hacen ejercicio, o lo sudados que han quedado después de un par de horas, ¿pero para que hacer bien los ejercicios o sudar más de lo necesario?

 

Y vosotros ¿con que perfil os identificáis más?, si no os sentís identificados recordad que estos perfiles son combinables, y a veces si combinas ejercicio, con salud y alguna foto de ven en cuando, puedes ser una de tantas persona que va al gimnasio por ocio y salud pero manteniendo una vida normal fuera de esas horas.

 

No olvidéis que en septiembre hay muchas ofertas para apuntarse al gimnasio, así que corre que se acaban. Aunque si bien es verdad que la mejor época empieza después de octubre, ya que todos los del primer perfil, que han decidido que eso no es para ellos, han abandonado y el gimnasio vuelve a ser un lugar habitable para hacer deporte.

 

Esperamos que os haya gustado el PiknusConsejo de hoy, que por cierto, por si no te has dado cuenta es el de que te vayas a apuntar al gimnasio y empieces a cuidarte. Recuerda MEN SANA IN CORPORE SANO. Y si quieres complementar todo esto con un buen seguro de salud, no olvides en ponerte en contacto con nosotros.

 

-Equipo Piknus-

Jennyfer Alonso y Lourdes Fraile

Deja un comentario